I.
II.
III.
Bienvenido seas al mundo al cual todos quieren pertenecer. Pobre de aquellos que no saben lo que quieren, que no saben en lo que se están metiendo. Al ser parte de este mundo, no puedes salir de tu casa sin que cientos de cámaras te persigan, no te dejan solo ni un momento, y tienes que fingir ser una persona que no eres las 24 horas del día. El amor solo es una estrategia publicitaria y no importan los sentimientos, lastimar a las personas ya es rutina para ellos, estas personas son de hierro.
tm
tw
gg
últimos temas
Últimos temas
» registro de famosos.
por Lily Collins. Miér Feb 11, 2015 1:15 pm

» Harry Potter Avada Kedavra - Afiliación de ÉLITE confirmación
por Invitado Lun Feb 02, 2015 3:04 pm

» petición oficial de rol.
por Dylan M. Sprayberry Lun Ene 26, 2015 4:21 pm

» Ascensor del mal [E. BETT RICKARDS]
por Emily Bett Rickards Lun Ene 19, 2015 7:46 pm

» Cast The Originals (0/7)
por Danielle Campbell Lun Ene 19, 2015 5:55 pm

» life is bored without them [0/7]
por Shelley Hennig Lun Ene 19, 2015 10:58 am

» Que vivan las tramas [2/muchas]
por Shelley Hennig Lun Ene 19, 2015 10:58 am

» ¡Se buscan vivos o....vivos, LOL! (2/∞)
por Shelley Hennig Lun Ene 19, 2015 10:57 am

» Mas que un amigo (0/1)
por Shelley Hennig Lun Ene 19, 2015 10:51 am


Ascensor del mal [E. BETT RICKARDS]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ascensor del mal [E. BETT RICKARDS]

Mensaje por Karlie Kloss el Lun Ene 12, 2015 1:13 am

¡Oh no!, ¡Oh no!, ¡Oh no! Karlie llegaba tarde, KARLIE KLOSS estaba llegando tarde a su reunión de trabajo. Esto era un acontecimiento de último minuto, una noticia nunca antes vista. La Srta. Puntual tendría su perfecto currículo manchado por una tonta tardanza. Seguro, sus amigas colegas se reirían de ella o, bien, no harían ningún escándalo al respecto. Las demás modelos estaban acostumbradas a tener uno o dos ligeros atrasos, unos cuantos minutos de tardanza, tal vez para consagrarse como “divas” o porque algo inesperado les había ocurrido en el camino. Normalmente, o ella quería pensar así, era porque un acontecimiento malo les había pasado. Los directivos de la moda no gustaban esperar a nadie…y Karlie no gustaba hacerlos esperar.

Según ella, la puntualidad era un elemento clave de la buena educación y cortesía y blablablá…todo lo que sus padres le habían dicho de niña. Muy aparte, a la castaña le gustaba terminar pronto el trabajo. Tanto alboroto entre un set y el otro, las plumas, las ropas, las cámaras y cualquier cantidad de cables de los aparatos recorriendo las instalaciones no era necesariamente su ambiente idealizado. No lo tomen por el lado erróneo, ella sí amaba su trabajo y las oportunidades que este le había brindado, pero el fashion world era un caos; un poco glamoroso, sí, pero caótico.

Sin embargo, nunca antes había importado cuanto desorden hubiera, ella siempre se había mantenido correcta y serena. Claro, hasta hoy. Hoy, el día en que los astros decidieron confabular en contra suya. Eran las 3:30 de la tarde y desde que el cielo decidió brillar, las cosas no habían salido tan bien para la castaña. Todo había comenzado desde el asunto con su avión. Su vuelo se había retrasado, por cuestiones técnicas o mal tiempo. Ella no se había puesto a escuchar la razón; en cambio, decidió avisar al fotógrafo y al equipo que aún no había despegado y que, al parecer, aquello iba a demorar. Karlie no era nada nueva en los aeropuertos y no era la primera vez que esto pasaba. En aquellas ocasiones, tomaba otro vuelo o esperaba pacientemente que su avión se reparara. Ella esperó y las horas pasaron, pero al final se encontraba sentada en algún sillón de primera clase. Para ese entonces, ya había chequeado su reloj y confirmado sobre las buenas nuevas a su representante y al equipo con el que trabajaría más tarde.

El aterrizaje fue normal y rápido, no llevaba mucho equipaje y las cuestiones de la estadía ya estaban resueltas para ella. Solo que el equipaje no fue tan fácil de buscar y la salida del aeropuerto, tampoco. Unos perros habían venido al ataque de un joven. La policía del aeropuerto se puso en acción, incluso comenzó a oír sirenas y la gente no podía escapar por las puertas. Se vio revuelta en el escenario de un caso a lo CSI: MIAMI.

De nuevo, tuvo que llamar a los organizadores, contar la historia completa y pedirles disculpas por tanto alboroto. Pero, ya todo había pasado. El joven había sido capturado, había logrado salir del aeropuerto, tomó un taxi y se dirigió hacia el estudio fotográfico asignado.

Un lugar seguro, fuera de eventos ilegales y en su trabajo. Si su reloj estaba bien- que sí lo estaba- la tardanza no sería tan monumental, sobre todo tal las miles de explicaciones y, posiblemente, las noticias que luego se verían en la televisión. Cruzó el hall y llamó al ascensor. Las puertas de acero brillante se abrieron, Karlie entró y ¡clic! Pulsó el botón que la llevaría al último piso. Pero, antes que las puertas se cerrasen por completo, una mano femenina se interpuso. Se trataba de una rubia. Era su forma de hacerle notar que, por favor, la dejase entrar con ella.-Oh, claro, disculpe ¿Qué piso?- le preguntó. La blonda le dijo algo y ¡criiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! Con las puertas cerradas y algunos pisos ya escalados, el ascensor se atascó. 

¡Oh, rayos!...¿era en serio todo lo que le estaba pasando?



 
Your mouth is a revolver Firing bullets in the sky Your love is like a soldier, Loyal 'til you die And I’ve been looking at the stars For a long, long time I’ve been putting out fires All my life.
avatar
Karlie Kloss
model


Mensajes : 8
Fama : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ascensor del mal [E. BETT RICKARDS]

Mensaje por Emily Bett Rickards el Lun Ene 19, 2015 7:46 pm

Hoy definitivamente sería un día bastante complicado para la actriz, ya que tenía muchas cosas en su agenda imaginaria que llevaba en su cabeza. No era de esas personas de olvidar con frecuencia sus compromisos, sino todo lo contrario, ella recordaba a la perfección cada cosa que debía hacer, y a que hora se suponía que debía hacerlo. Además, era bastante puntual, por lo que su reloj estaba perfectamente sincronizado para cumplir con esa necesidad algo extremista que tenía con respecto a la hora de asistir a algún lugar, reunión o algo por el estilo.
Como era habitual, la rubia debía asistir al set, para realizar su trabajo como de costumbre, lo que le requería bastante tiempo, y nunca era algo regular, sino que los horarios variaban dependiendo la cantidad de escenas que tuviera que grabar o la rapidez con las que pudieran hacerlas de manera correcta. Esta vez, la mayoría de los actores estaban algo distraídos, lo que hizo que les tomara mayor tiempo que lo habitual, haciendo la misma toma una gran cantidad de veces.

De todas maneras, y como era bastante frecuente, se divertían mucho allí, todos juntos, por lo que el trabajo pasaba de ser una obligación a algo mucho más divertido y relajado que eso. Si bien eran conscientes de que debían ser responsables con su trabajo, lo que hacían, nunca estaba mal ni fuera de lugar, hacer algunas bromas para relajar el momento, o desconcentrarse en momentos apropiados para ello.
Debido a esos pequeños retrasos, y distracciones, a ella se le pasó por alto el hecho de que había aceptado pasarse por la oficina del encargado de las promociones de Arrow, debido a que ella se había salteado la sesión la última vez, y quizás quisieran reprogramar para algún otro momento, o algo por el estilo. En cuanto recordó eso, ya había finalizado sus escenas por el día de hoy, por lo que con la mayor rapidez que pudo, se subió a un taxi que la dejara en la puerta del edificio al que debía dirigirse. En el camino le había enviado un mensaje al hombre que la esperaba, para disculparla de su retraso.

Estaba algo impaciente, por lo que caminaba más rápido que lo habitual. Una vez que ingresó al edificio, vio que un ascensor estaba a punto de cerrarse, por lo que llegó a poner una mano para evitar que eso sucediera, y de esa manera, poder ingresar, y no perder más tiempo esperando por otro elevador para que la llevara. -El sexto para mi.- respondió de manera amable a la chica que había permitido que subiera con ella. Habían subido solo unos pisos, cuando un ruido extraño llamó su atención, y cuando se dio cuenta de lo sucedido suspiró levemente, pensando en que se atrasaría aún más, a pesar de estar ya en el edificio. -Esto es bastante mala suerte.- dijo volviendo su mirada hacia la chica que se encontraba a su lado. -Supongo que tendremos que intentar llamar a la recepción para que solucionen este inconveniente.- sugirió oprimiendo el botón del ascensor que las comunicaría directamente con ellos.

U: Disculpa la demora ^^
avatar
Emily Bett Rickards
actress


Mensajes : 5
Fama : 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.